¿Qué es el magnetismo?

0
1170
Explicación del magnetismo en el curso de principiantes – julio 2020

¿Qué es magnetismo y cuántas clases de magnetismos hay?

Efectivamente la gran mayoría de las personas no saben qué quiere decir magnetismo, muchos piensan que es tener un imán en la casa para atraer la buena suerte y tener carisma.

Una cosa es el imán y otra cosa es en magnetismo humano.

El magnetismo es una fuerza latente que tenemos todos nosotros; unos en forma consciente o inconsciente lo han desarrollado y en cambio otros que son privilegiados de poseer bastante magnetismo no saben ni siquiera que existe.

Se dice que una persona es muy magnética cuando todos se sienten atraídos hacia ella, es decir que una persona con carisma no tiene que buscar a los demás, por el contrario son personas que hacen amistad más fácilmente, mientras que otras personas son tan simples que buscamos eludirlas sin darles mayor importancia.

Toda persona posee magnetismo, el ser humano tiene esa capacidad pero sencillamente pocos la desarrollan. El magnetismo se desarrolla por medio de los cambios de energía.

Hay personas que por distintas circunstancias nadie la mira, porque son feas o repelentes o son lindas pero déspotas, a ellas tranquilamente se les puede desarrollar su magnetismo por medio de los cambios de energía que es cuando la persona comienza a desarrollar su videncia.

La videncia es lo más importante que existe, obviamente que una persona no desarrolla su videncia para colocarse un turbante o leerle la bola a nadie, o las cartas, el cigarrillo etc. Es sencillamente para ayudar a que las cosas que vienen muy graves se puedan arreglar.

Debemos ayudar a conseguir la paz interior a nuestros semejantes.

Si logramos engrandecer y conquistar nuestro espíritu hemos triunfado, porque quien se conquista a sí mismo es más fuerte que quien conquista el mundo.

También existen varias clases de magnetismo. Existe el magnetismo vegetal, el magnetismo mineral y el magnetismo humano que es el más importante de todos.

El Terrícola Nº 57 – Bogotá 28 agosto 1989 - Por: Regina “11”