Testimonio de Helen García Herrera

En este Testimonio descubrirá como la Leta Eyigaer se curo del Covid gracias a los remedios de la maestra Regina "11".

0
596

Noviembre 18 de 2020

Amada maestra,

Amada Maestra,

Quiero dar fiel testimonio de la situación que viví y que gracias a sus recomendaciones, maestra Regina “11”, pude superar.

El pasado 18 de noviembre del 2020, en horas de la mañana me encontraba montando en bicicleta, por los bellos paisajes del municipio de Lejanías, cuando al regresar  a mi casa, sentí como si hubiese hecho más ejercicio de lo normal, era un cansancio físico y dolor corporal acompañado de deseos de solo dormir, no entendía qué pasaba, ese día pareciese que no me hubiere sentado bien la actividad física, al siguiente día no me atrevía a salir, seguía igual, no quería mover un solo dedo, solo sentía mucho sueño, para colmo de males pero a la vez doy gracias a Dios me encontraba solo con mi hijo de 8 años, quien me preguntaba ¿Qué me pasaba? y me hacia masajes, pues me dolía todo el cuerpo, no tardé en entender que se trataba del Covid -19.

A los dos días se me fue el sentido del olfato y del sabor, seguía el cansancio físico y el sueño, aún cuando no me realicé ningún examen tenía la mayoría de  los síntomas, entonces me dispuse a prepararme la receta de las aspirinas con los limones que la maestra Regina “11”, insistentemente en sus transmisiones había dicho que tuviéramos en la casa para combatir esta enfermedad, lo tomé y me sentí mucho mejor, me realicé las vaporizaciones con el jisko y me lo aplicaba continuamente, también puse el Esterifum por toda mi casa, le di el remedio a mi hijo también, a él niño gracia a Dios no le dio ningún síntoma, me seguí cuidando, llame a las personas que de pronto hubiesen tenido contacto conmigo en días pasados para darles el remedio y ellas a su vez lo daban a otras personas que sabían que estaban enfermas, así que le agradezco madre porque me recupere muy fácil y sin ninguna complicación, a ninguno de mis otros familiares les dió esta enfermedad a parte de mí, por eso gracias, gracias Madre por esa maravillosa receta.

Atentamente,

Helen García Herrera

Leta Eyigaer